Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

La salud de las minorías y la comida escolar: ¿Cómo se vinculan?
Read this article in English

Hay una razón por la cual el viejo dicho, "eres lo que comes", persiste.

A pesar de los avances tecnológicos y descubrimientos en recientes estudios científicos, todos retorna a lo obvio: lo que consumimos tiene un impacto sustancial en nuestra salud. Esto es verdad tanto para los adultos como para los niños.

Las "enfermedades de adultos" que ahora vemos en los niños, como la diabetes, un gran aumento de peso, alta presión sanguínea y niveles altos de colesterol tienen su origen en el consumo de comida (¿) y a la falta de actividad física.

En el año fiscal 2009, más de 31,3 millones de niños al día recibieron el almuerzo por medio del Programa Nacional de Almuerzo Escolar, y unos 11,1 millones de ellos también comieron el desayuno en la escuela, según el Food Research and Action Center. La elegibilidad para recibir el almuerzo escolar gratis o a precio reducido se utiliza a menudo como medida que representa el ingreso familiar.

Según, el Departamento de Educación, en 2005, el 41 por ciento de los alumnos en cuarto grado eran elegibles para recibir almuerzos gratis o a precio reducido. Solamente el 24 por ciento de los alumnos blancos en cuarto grado eran elegibles, comparado con el 70 por ciento de los alumnos negros y el 73 por ciento de los alumnos hispanos. También calificaban para el programa el 65 por ciento de los alumnos en cuarto grado indígenas y el 33 por ciento de los alumnos de ascendencia asiática.

Las minorías participan en grandes cantidades en el programa de almuerzo escolar, y algunos distritos escolares han diseñado formas de extender el servicio alimenticio durante el verano para garantizar que niños de familias de bajo ingreso tengan acceso a por lo menos una comida al día. La obesidad, niveles altos de colesterol, y la diabetes también afectan particularmente a un gran número de los niños de minorías. Por eso, la comida de la escuela es un importante determinante social de la salud de los niños de minorías.

Mientras siga aumentado el número de niños que comen su comida en la escuela – que ahora incluye el desayuno, el almuerzo, y en algunas ocasiones algo ligero – y el aumento en el índice de obesidad, el empujón para que se establezcan comidas nutritivas se ha tornado primordial.

Pero, las comidas escolares podrían y deberían ser un momento de enseñanza, un camino para una educación que dure toda la vida sobre como comer saludablemente y cuál es el impacto ambiental que tiene nuestras decisiones sobre que comemos. Y no debemos olvidar el vinculo entre la buena nutrición y la habilidad para desempeñarse bien académicamente, que tiene algo que ver con la persistencia de la brecha de logros.

Hagamos que todos esos eslabones estén bien claros durante abril 2011, el Mes La Salud de las Minorías y por mucho más tiempo.

Lea más... involúcrese






Última modificación: 04/04/2011 01:35:00 PM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias