Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




OMH Contenido

Visión

 
 
Visión
 
 
Visión
La información ofrecida por el Instituto Nacional del Ojo, organismo adscrito a los Institutos Nacionales de la Salud, revela que si bien existen diversos aspectos de la salud que pueden dañar y debilitar la vista, la degeneración macular relacionada a la edad (AMD, por sus siglas en inglés), el glaucoma, la catarata y la retinopatía diabética, son las enfermedades oculares más comunes entre los estadounidenses de más de 40 años de edad. La principal causa de ceguera entre los estadounidenses caucásicos es la degeneración macular relacionada a la edad, presente en el 54% los casos de ceguera. Entre los afroamericanos, las causas principales de la ceguera son la catarata y el glaucoma. Entre los hispanos, el glaucoma es la causa más común de la ceguera.
¿Qué es la degeneración macular relacionada a la edad?
La degeneración macular relacionada a la edad es una enfermedad común de los ojos asociada al envejecimiento natural del organismo que destruye la visión central de forma gradual, la cual es necesaria para ver los objetos con claridad y para realizar actividades de la vida diaria como leer y manejar. Existen dos clases de degeneración macular, la húmeda y la seca. El tipo de degeneración macular seca es la más común, es de progresión lenta y en principio, reviste menor gravedad. Por su parte, la húmeda es el tipo más grave de la enfermedad.

Factores de riesgo
El factor de riesgo más importante es la edad. A pesar de que la degeneración macular relacionada a la edad puede ocurrir en pacientes de mediana edad, los estudios demuestran que las personas mayores de 60 años representan el grupo de mayor riesgo entre todos los grupos de edad. Otros factores de riesgo incluyen fumar, la obesidad, la raza, la historia familiar y el sexo (las mujeres parecen presentar mayor riesgo que los hombres).
El indicio más común de la degeneración macular seca es la visión borrosa y el síntoma clásico en la etapa temprana de la degeneración macular húmeda es que las líneas rectas se vean distorsionadas.

Diagnóstico
La degeneración macular se puede diagnosticar tras un examen médico de la vista que incluya lo siguiente:
Prueba de agudeza visual: este cuadro de visión prueba que tan bien puede ver desde diferentes distancias.
Examen de los ojos dilatados: se ponen unas gotas en los ojos para ensanchar o dilatar las pupilas. El oftalmólogo utiliza unas lentes especiales que magnifican la imagen a efectos de estudiar la retina y el nervio óptico y así detectar tanto los signos de la degeneración macular como también otros problemas relacionados a la vista. Después del examen, su visión de cerca puede seguir borrosa durante varias horas.
Tonometría: un instrumento mide la presión que hay dentro del ojo.

Tratamiento
Todavía no existe un tratamiento para la degeneración macular seca. Los oftalmólogos pueden tratar algunos casos de degeneración macular húmeda con cirugía láser.
Cataratas
¿Qué es una catarata?
Una catarata es la nubosidad de las lentes del ojo que interfiere con la visión. La mayoría de las cataratas está relacionada con la edad y son muy comunes en la gente mayor. Despúes de los 80 años, más de la mitad de los estadounidenses tienen cataratas o ya han sido sometidos a una cirugía de cataratas.

Factores de riesgo
El riesgo de desarrollar cataratas aumenta a medida que uno envejece. Otros factores de riesgo incluyen ciertas enfermedades (como por ejemplo la diabetes), hábitos personales (fumar, tomar alcohol) y el medio ambiente (exposición prolongada a los rayos solares ultravioleta).

Signos y síntomas de las cataratas
El síntoma más común de una catarata es la visión nublada o borrosa, visión nocturna pobre, doble visión o muchas imágenes en un solo ojo, colores que parecen desgastados, reflejos de luces, lámparas o rayos solares que parecen muy brillantes.

Diagnóstico
Una catarata se puede detectar tras un examen médico de la vista que incluya lo siguiente:
Prueba de agudeza visual: este cuadro de visión prueba que tan bien puede ver a distintas distancias.
Examen de los ojos dilatados: se ponen unas gotas en los ojos para ensanchar o dilatar las pupilas. El oftalmólogo utiliza unas lentes especiales que magnifican la imagen a efectos de estudiar la retina y el nervio óptico y así detectar tanto los signos de la degeneración macular como también otros problemas relacionados a la vista. Después del examen, su visión de cerca puede seguir borrosa durante varias horas.
Tonometría: un instrumento mide la presión que hay dentro del ojo.

Tratamiento
La catarata puede tratarse con cirugía. Por lo general, el oftalmólogo procede a realizar la extracción de la lente opacificada y la sustituye con una lente artificial de plástico. La cirugía de cataratas es muy exitosa para restaurar la visión y es una de las cirugías más comunes que se realiza en Estados Unidos, con más de 1.5 millones de cirugías por año.
Retinopatía diabética
¿Qué es la retinopatía diabética?
La retinopatía diabética es la causa principal de ceguera entre los estadounidenses adultos. Es causada por los cambios en las venas sanguíneas de la retina. En algunas personas con retinopatía diabética, los vasos sanguíneos pueden inflamarse y perder líquido. En otros casos, ocurre un crecimiento anormal de nuevos vasos sanguíneos en la superficie de la retina y estos cambios pueden resultar en la pérdida de la visión o en ceguera.

Factores de riesgo
Cualquier persona que tiene diabetes tiene riesgo de desarrollar retinopatía diabética. Cuanto más tiempo una persona tiene diabetes, mayor es la posibilidad de que desarrolle retinopatía diabética. Entre el 40 y 45% de quienes son diagnosticados con diabetes tienen cierto grado de retinopatía diabética.

Signos y síntomas de la retinopatía diabética
Puede ser que no tenga ningún signo de daño en la retina a causa de la diabetes, como también puede ser que tenga uno o más signos, incluyendo visión borrosa o doble, anillos, luces intermitentes o manchas blancas, manchas negras o flotantes, presión o dolor en uno o ambos ojos, y problemas para ver las cosas que se encuentran fuera del ángulo de visión de sus ojos.

Diagnóstico
Si tiene diabetes, debería examinarse los ojos por lo menos una vez al año. Sus ojos deben estar dilatados durante el examen. Esto significa que se utilizan unas gotas ópticas para agrandar sus pupilas. Este procedimiento permite que el oftalmólogo vea más de la superficie interior de los ojos y así puede buscar los signos de la enfermedad.

Tratamiento
El oftalmólogo puede sugerirle una cirugía láser en la cual un rayo intenso de luz es apuntado sobre la retina. La cirugía láser, junto con un apropiado seguimiento, puede reducir el riesgo de desarrollar ceguera hasta un 90%. Sin embargo, muchas veces la cirugía láser no puede devolver la visión una vez que la misma ya se ha perdido.
Glaucoma
¿Qué es el glaucoma?
El glaucoma es una enfermedad de los ojos en la cual la presión normal del fluido aumenta lentamente, llevando a una pérdida de la visión que incluso puede llegar a la ceguera. El glaucoma de ángulo abierto es el tipo más común de la enfermedad.

Factores de riesgo
Aunque cualquier individuo puede desarrollar glaucoma, algunas personas presentan un riesgo mayor. Entre ellos se encuentran los afroamericanos, todo individuo mayor de 60 años, especialmente los mejicano-americanos y las personas con antecedentes de glaucoma en la familia.

Signos y síntomas del glaucoma
Al principio no hay síntomas. La visión permanece normal, y no se siente dolor. Sin embargo, a medida que la enfermedad progresa, una persona con glaucoma puede notar un deterioro gradual en la visión. Esto significa que el individuo puede ver con claridad aquellos objetos que se encuentran delante de él pero puede llegar a no distinguir los objetos ubicados en los costados. A medida que la enfermedad va empeorando, el campo visual se va haciendo cada vez más angosto hasta que resulta en ceguera.

Diagnóstico
Muchas personas pueden conocer el examen que consiste en soplar una corriente de aire u otros exámenes disponibles para medir la presión de los ojos. No obstante, la realización de esta única prueba no puede determinar la presencia de glaucoma. El glaucoma se detecta frecuentemente durante un examen con las pupilas dilatadas. Esto significa que se colocan unas gotas ópticas en los ojos para dilatar las pupilas y de esta manera el oftalmólogo puede buscar los signos del glaucoma.

Tratamiento
A pesar de que el glaucoma de ángulo abierto no puede ser curado, en muchos casos puede ser controlado. Los tratamientos más comunes se realizan con medicamentos y cirugía láser.
Para obtener más información sobre la salud de los ojos, visite:
Instituto Nacional del Ojo EyeCare America
http://www.eyecareamerica.org Salida del sitio

¿Qué es el astigmatismo?
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001015.htm

El astigmatismo y otros trastornos de la vista
http://www.nei.nih.gov/health/espanol/saludable.asp

Errores de refracción
http://www.healthsystem.virginia.edu/uvahealth/peds_eye_sp/rfrctve.cfm Salida del sitio






Última modificación: 02/10/2007 11:54:00 AM

OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias