Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática

Nutrición

 
 
Nutrición
 
 
Por lo menos cuatro de las diez principales causas de muerte en Estados Unidos – enfermedades cardíacas, cáncer, derrame cerebral y diabetes – están directamente vinculadas a los hábitos alimentarios. Sin embargo, se debe subrayar que la dieta también influye en otros aspectos de la salud. Mientras que una dieta equivocada puede resultar mortal, la correcta alimentación es uno de los pilares básicos de la salud. Por supuesto que sólo la comida no es suficiente para tener una vida larga y saludable. La buena alimentación debe ser parte de un estilo de vida saludable en todo sentido, que también incluya la práctica regular de ejercicio físico, no fumar o ingerir bebidas alcohólicas de forma excesiva, control del estrés y exposición limitada a los peligros del medio ambiente. Desafortunadamente, la alimentación por sí sola no es suficiente ya que los genes juegan un rol importante como factor de riesgo en algunos problemas de salud. Sin embargo, no se debería subestimar la importancia de la calidad y hábitos nutricionales. Por ejemplo, la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias) puede comenzar en la infancia, pero el proceso puede detenerse – e incluso revertirse – si se realizan cambios en la dieta y estilo de vida. La disminución gradual de la masa ósea que produce la osteoporosis puede retardarse si consume suficiente calcio, mantiene niveles recomendados de vitamina D y practica ejercicios con pesas. Aunque pueda tener predisposición genética para la diabetes, si mantiene su peso dentro de parámetros saludables con una dieta balanceada y sigue un programa de ejercicios que se ajuste a su edad, puede ser que nunca desarrolle la enfermedad.
¿Por qué es importante alimentarse bien?
Alimentarse bien es vital para mejorar la salud y reducir el riesgo de muerte o discapacidad por enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas, algunos tipos de cáncer, diabetes, derrame cerebral y osteoporosis. De hecho, se ha planteado que los cambios en la dieta pueden reducir hasta un 35% las muertes por cáncer que se registran en Estados Unidos. Sin embargo, sigue existiendo una brecha entre los patrones dietéticos recomendables y la dieta real de los estadounidenses. Muy pocos estadounidenses cumplen las recomendaciones de la guía de la pirámide de alimentos o las directrices para la dieta de los estadounidenses. Sólo un 3% de las personas cumplen cuatro o cinco recomendaciones para la ingesta de granos, frutas, vegetales, productos lácteos, carnes y frijoles. Sólo el 25% de los adultos estadounidenses comen diariamente las porciones sugeridas de frutas y vegetales. Lamentablemente, los malos hábitos alimentarios generalmente se adquieren en la infancia. Por ejemplo, más del 60% de los jóvenes come mucha grasa y menos del 20% ingiere las porciones recomendadas de frutas y vegetales.
¿Qué es la guía sobre la pirámide de alimentos?
La guía sobre la pirámide de alimentos es una guía sobre lo que se debería comer cada día e incluye una variedad de alimentos y nutrientes para seguir una dieta sana. Las frutas y vegetales proveen vitaminas y minerales esenciales, fibra y otras sustancias que están relacionadas con la buena salud. Debemos tener presente que las dietas que son bajas en grasas y ricas en productos de granos con alta concentración de fibras, frutas y vegetales, pueden reducir los riesgos de las enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. Los productos lácteos proporcionan proteínas, vitaminas y minerales, y son la mejor fuente de calcio. Sin embargo, las grasas, aceites y dulces, no aportan mucho más que valor calórico, y por lo tanto deberían consumirse muy esporádicamente. Otra de las principales recomendaciones consiste en tomar suficiente agua para mantenerse hidratado, transformar los alimentos en energía, transportar los nutrientes por el cuerpo y remover los desechos.



Última modificación: 10/13/2007 09:50:00 a.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias