Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
  Prevención de la violencia Prevención del suicidio Salud de adolescentes y jóvenes Salud femenina Salud infantil Salud masculina Tercera edad
 
 
Noticias
Se disparan las lesiones por las casas inflables, según un estudio
En promedio, docenas de niños son tratados a diario en las salas de emergencias de EE. UU.

Por Randy Dotinga
Reportero de Healthday

Read this news in English

LUNES, 26 de noviembre (HealthDay News) -- Las casas inflables y los brincolines son muy divertidos para los niños, pero también son fuente de un alarmante número de lesiones infantiles, advierte un informe reciente.

En promedio, cada día llegan a los departamentos de emergencias de EE. UU. 31 niños para recibir tratamiento por lesiones en las casas inflables, que incluyen fracturas óseas y daño en los músculos, halló el estudio.

"Si fuera una enfermedad infecciosa, lo llamaríamos una epidemia y estaría en los titulares de todo el país", señaló el coautor del estudio, el Dr. Gary A. Smith, director del Centro de Investigación y Políticas de Lesiones del Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio.

"Nuestro mensaje es que deseamos que los niños se levanten del sofá y sean activos, pero también deseamos informar a los padres sobre los riesgos de esas actividades", señaló Smith.

A medida que ha aumentado la popularidad de los implementos inflables para saltar, lo mismo ha sucedido con los informes de niños lesionados. Entre 1995 y 2010, la tasa de lesiones aumentó 15 veces, y el aumento más rápido se observó en los últimos años del estudio.

Aunque las autoridades de salud pública han advertido sobre los peligros de los trampolines durante años, han prestado poca atención a esto inflables, que permiten a los niños saltar estilo trampolín dentro de estructuras inflables.

En el nuevo estudio, que aparece en línea el 26 de noviembre y en la edición impresa de diciembre de la revista Pediatrics, los investigadores estudiaron los registros de los departamentos de emergencias, y calcularon que casi 65,000 niños se lesionaron en estructuras inflables de 1990 a 2010.

La edad promedio de los pacientes era de 7.5 años, y las lesiones más comunes fueron fracturas (un 28 por ciento) y esguinces o torceduras (un 27 por ciento), hallaron los investigadores. Las conmociones y las cortaduras eran más comunes entre los chicos que entre las chicas, y un tres por ciento de los niños lesionados ameritaron hospitalización u observación.

Con frecuencia, las lesiones ocurrían después de caídas (a veces cuando un niño caía sobre otro) o choques, señaló Smith. En algunos casos, los niños se fracturaron el antebrazo mientras trataban de evitar una caída. Los accidentes ocurrían con la mayor frecuencia en centros deportivos o recreativos (un 44 por ciento) o en casa de alguien (un 38 por ciento).

El Dr. Richard Schwend, presidente de la sección de ortopedia de la Academia Americana de Pediatría y profesor de ortopedia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri, en Kansas City, dijo que, en general, las lesiones parecían ser menores.

"Sin embargo, como sucede con los trampolines, el potencial de lesiones más graves es alto cuando los niños intentan realizar acrobacias, o si un niño o niños grandes tiran a uno más pequeño", advirtió. "He visto lesiones de las vértebras cervicales y parálisis cuando un niño salta de cabeza y aterriza sobre la cabeza".

Si los padres eligen permitir que sus hijos jueguen en casas inflables, deben asegurarse de que tengan por lo menos seis años de edad, aconsejó Smith. Un adulto debe siempre supervisar la actividad, y permitir que entre un solo niño a la vez. Si eso no es posible, los niños deben ser de tamaños y edades similares, apuntó.

Mientras tanto, los fabricantes deben buscar formas de hacer que las casas inflables sean más seguras, añadió Smith.

El Dr. Tigran Avoian, cirujano ortopédico del Hospital Ortopédico de Los Ángeles, que ha estudiado los riesgos de los brincolines, dijo que son "divertidos y pueden ser seguros si se usan de forma adecuada".

Sin embargo, "no se puede exagerar la importancia de las medidas preventivas para que este entretenimiento sea seguro", expresó Avoian.

"Dado que los niños son los usuarios finales y que las compañías generalmente no proveen supervisión para las casas inflables, la responsabilidad de la seguridad recae, en última instancia, sobre los padres", anotó Avoian. "Los padres deben familiarizarse con los riesgos y peligros, y deben recibir una instrucción adecuada sobre la supervisión".

Más información

La Real Sociedad para la Prevención de Accidentes ofrece detalles sobre la seguridad de las casas inflables Salida del sitio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com Salida del sitio

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

FUENTES: Gary A. Smith, M.D., Dr.P.H., director, Center for Injury Research and Policy, Nationwide Children's Hospital, Columbus, Ohio; Richard M. Schwend, M.D., chair, American Academy of Pediatrics' section on orthopedics, and professor of orthopedics, University of Missouri-Kansas City School of Medicine and University of Kansas Medical Center; Tigran Avoian, M.D., orthopedic surgeon, Los Angeles Orthopaedic Hospital; December 2012, Pediatrics
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 26/11/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias