Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
  Nutrición Salud de adolescentes y jóvenes Salud femenina Salud infantil Salud masculina Tercera edad
 
 
Noticias
Las tasas de diabetes de EE. UU. aumentan marcadamente, según los CDC
Las cifras se han duplicado en 15 años en 18 estados, y actualmente todos los estados tienen tasas del 6 por ciento o más

Por Steven Reinberg
Reportera de Healthday

Read this news in English

JUEVES, 15 de noviembre (HealthDay News) -- Un increíble nuevo informe federal revela la gravedad de la epidemia de diabetes tipo 2 relacionada con la obesidad en Estados Unidos. Las tasas de la enfermedad, que con frecuencia se pueden prevenir, han alcanzado máximos históricos.

Algunas de las estadísticas son asombrosas. En 1995, apenas tres estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico tenían tasas de prevalencia de la diabetes del 6 por ciento o más, pero para 2010, las tasas de los 50 estados habían alcanzado ese nivel.

A algunos estados (sobre todo en el sur) les ha ido mucho peor que a otros, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. En 18 estados, las tasas de diabetes se duplicaron durante el periodo de 15 años cubierto por el estudio, y en 42 estados las tasas aumentaron en un 50 por ciento.

En seis estados y en Puerto Rico, actualmente uno de cada diez adultos sufre de diabetes.

"Para mí fue un shock", señaló la investigadora líder Linda Geiss, estadista de la división de traducción de la diabetes de los CDC. "Sabemos que la diabetes ha estado en aumento durante décadas, pero ver un aumento del cien por ciento en 18 estados fue chocante".

La principal causa del aumento está claro: las crecientes cinturas de los estadounidenses. "La epidemia de diabetes ha ido de la mano con los aumentos en la obesidad", señaló Geiss.

La tragedia es que la diabetes se puede prevenir, en gran medida, con cambios en el estilo de vida, añadió.

El Dr. Stuart Weinerman, de la división de endocrinología del Hospital de la Universidad de North Shore y del Centro Médico Judío de Long Island en New Hyde Park, Nueva York, señaló que "la diabetes se está convirtiendo en el problema singular más importante de salud pública".

"Se trata de una epidemia innecesaria debida a la obesidad", añadió. "Desde una perspectiva de salud pública, será mejor que nos preparemos, si permitimos a las personas seguir siendo obesas, para gastar inmensas cantidades de dinero atendiendo a los pacientes".

El informe aparece en la edición del 16 de noviembre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Según el informe, los estados con los mayores aumentos estaban sobre todo en el sur. A los que peor les va es a Oklahoma (con un 226 por ciento), a Kentucky (con un 158 por ciento), a Georgia (con un 145 por ciento) y a Alabama (con un 140 por ciento).

Pero estados de todos los puntos geográficos experimentaron aumentos en la prevalencia de la diabetes, incluso en regiones como el oeste, el oeste medio y el noroeste.

"Hace mucho que los CDC nos advierten que si las tendencias actuales persisten, hasta uno de cada tres estadounidenses podría ser diabético para mediados de siglo", planteó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale.

El resultado sería una cifra "asombrosa" de bastante más de cien millones de personas con diabetes, y representar un costo tanto humano como económico que probablemente sea insoportable, advirtió. "Este informe muestra que esa terrible tendencia ya ha comenzado", añadió.

Según los CDC, más de un tercio (el 35.7 por ciento) de los adultos de EE. UU. son obesos actualmente, y al igual que con la diabetes, las tasas más altas de obesidad se hallan en el sur.

La obesidad no solo se ha relacionado con la diabetes, sino también con la enfermedad cardiaca, el accidente cerebrovascular y ciertos tipos de cáncer. La diabetes puede llevar a la pérdida de la visión, a problemas de circulación que resultan en amputaciones, y a la enfermedad renal, anotaron los CDC.

La diabetes tipo 2, que se relaciona íntimamente con la obesidad, conforma entre el 90 y el 95 por ciento de todos los casos de diabetes en Estados Unidos.

"Casi toda esta carga de enfermedad podría eliminarse", señaló Katz. "A nivel poblacional, se considera que la diabetes es prevenible al menos el 90 por ciento de las veces. El riesgo individual se puede reducir al mismo nivel".

"Una creciente epidemia de obesidad nos amenaza", añadió. "Tenemos el conocimiento necesario sobre lo que funciona, pero hasta ahora hemos fracasado en responder de forma efectiva".

Para el estudio, los investigadores usaron datos del Sistema de Vigilancia de los Factores de Riesgo Conductuales, una encuesta telefónica anual de los adultos de EE. UU.

Más información

Para más información sobre cómo prevenir la diabetes, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) Salida del sitio.

Para más información sobre algunas medidas sencillas que puede tomar para reducir las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, lea este artículo de HealthDay Salida del sitio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com Salida del sitio

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

FUENTES: Linda Geiss, statistician, division of diabetes translation, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University Prevention Research Center, New Haven, Conn.; Stuart Weinerman, M.D., division of endocrinology, North Shore University Hospital/Long Island Jewish Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Nov. 16, 2012, Morbidity and Mortality Weekly Report
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 16/11/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias