Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
  Derrame cerebral Enfermedades del corazón Hipertersión arterial
 
 
Noticias
Las estatinas pueden reducir el riesgo de morir de cáncer, sugiere un estudio
Los medicamentos para bajar el colesterol podrían ser beneficiosos para los pacientes de cáncer, pero se necesita más investigación

Por Barbara Bronson Gray
Reportero de Healthday

Read this news in English

MIÉRCOLES, 7 de noviembre (HealthDay News) -- Un estudio de gran tamaño sobre pacientes de cáncer daneses sugiere que los que toman los medicamentos para bajar el colesterol conocidos como estatinas ven reducido su riesgo de muerte prematura de cáncer.

La investigación, publicada el 7 de noviembre en la revista New England Journal of Medicine, halló que estar tomando estatina en el momento en que se diagnostica un cáncer redujo el riesgo de morir por causas relativas al cáncer hasta un 15 por ciento.

"No parece mucho, pero la quimioterapia solo ofrece una reducción alrededor de un 15 a un 20 por ciento en el riesgo de muerte", afirmó el Dr. Stig Bojesen, uno de los autores del estudio y especialista del departamento de bioquímica clínica del Hospital Universitario de Copenhague, en Herlev, Dinamarca.

Estudios anteriores sobre las estatinas, como Lipitor y Crestor, no han mostrado que los fármacos afecten significativamente el riesgo general de cáncer. Pero otras investigaciones han sugerido que las estatinas pueden influir en el tratamiento de algunas formas específicas de cáncer.

El pasado mes de enero, por ejemplo, investigadores de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York mostraron que al tratar ciertas células de cáncer de mama con estatinas en el laboratorio se evitó que se expandieran, y en algunos casos incluso las células fueron eliminadas. El año pasado, un estudio publicado en la revista Cancer mostró que los hombres que toman estatinas pueden tener un 30 por ciento menos de probabilidades de que reaparezca el cáncer de próstata.

Bojesen afirmó que es necesario que se evalúen con mayor profundidad los resultados del estudio. Pero en relación a aquellos que toman estatinas cuando se les diagnostica cáncer, "no hay razones para que dejen de tomarlas", apuntó. Y añadió que "hay una pequeña posibilidad de que tomar estatinas para un enfermedad cardiovascular pueda reducir el riesgo de cáncer".

¿Cómo es posible que las estatinas, usadas para rebajar el colesterol y uno de los medicamentos más recetados en el mundo, contribuyan a que los pacientes combatan el cáncer de forma más efectiva?

Según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., los investigadores encontraron que las estatinas actúan contra unas funciones celulares críticas que pueden contribuir a controlar el inicio y el crecimiento del tumor y la expansión del cáncer (metástasis). Al parecer, las estatinas bloquean una enzima clave que contribuye en los procesos de crecimiento y expansión del cáncer.

"El colesterol es un componente vital de todas las células, de manera que al quitar los componentes fundamentales, las células dejan de multiplicarse", explicó Bojesen.

Gracias al Sistema de Registro Civil Danés, una red de bases de datos nacionales, los investigadores rastrearon el uso que los individuos hicieron de la estatina a lo largo del tiempo. Se centraron en alrededor de 296,000 pacientes a los que se les diagnosticó cáncer entre 1995 y 2007, con un seguimiento hasta finales de 2009.

Se incluyó en la investigación a los pacientes a los que se recetó estatina entre seis meses y dos años antes de que se les diagnosticara el cáncer. Entre los que tenían 40 años o más, casi 19,000 habían tomado estatinas de forma regular y alrededor de 277,000 nunca las habían tomado.

Dr. Neil Caporaso, jefe de la rama de epidemiología genética del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, Maryland, aseguró que el estudio le impresionó, pero que también era algo escéptico.

"¿Qué mecanismo podría extenderse a todos los tipos de tumor? No lo sabemos", afirmó Caporaso, que escribió un editorial acompañante en la revista.

Todavía quedan muchas preguntas sin responder, señaló. "¿Cuándo empieza el efecto y cuánto dura? ¿Cuál es el periodo [de tiempo] esperado para que se pueda observar la respuesta?", preguntó.

En el editorial, Caporaso manifestó su preocupación porque la investigación no reveló la dosis que reduciría el riesgo de morir de cáncer.

"Aunque los hallazgos sugieren, salvo en unas pocas excepciones, que se produjo una reducción consistente y sustancial de la mortalidad en relación a distintos cánceres, no hay un patrón claro de descenso de la mortalidad al aumentar la dosis", escribió en el editorial. "Todas estas cuestiones llaman a la precaución a la hora de interpretar los hallazgos".

Eric Jacobs, director estratégico de farmacoepidemiología de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) en Atlanta, afirmó que aunque los resultados son interesantes y emocionantes, "no quiere decir que las personas con cáncer deban empezar a tomar estatinas con la esperanza de mejorar su pronóstico".

Jacobs explicó que "como este estudio era un estudio observacional [y no un ensayo], las razones por las que las tasas de mortalidad fueran ligeramente más bajas en los pacientes de cáncer que habían usado las estatinas antes del diagnóstico del cáncer podrían deberse a otros factores que no fueran la estatina en sí".

Jacobs aseguró que se necesita más investigación para determinar si las estatinas influyen en la supervivencia de los pacientes de cáncer y de qué manera lo hacen.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU., le ofrece más información sobre las estatinas y la prevención del cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

FUENTE: Stig Bojesen, M.D., Ph.D., D.M.Sc., staff specialist, department of clinical biochemistry, Copenhagen University Hospital, Herlev, Denmark; Neil Caporaso, M.D., branch chief, genetic-epidemiology branch, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; Eric Jacobs, Ph.D., strategic director, pharmacoepidemiology, American Cancer Society, Atlanta; Nov. 8, 2012, New England Journal of Medicine
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 08/11/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias