Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
  Las noticias de HealthDay imaginan para el artículo titulado: ¿Podrían los gérmenes de la piel ser buenos para usted?  
 
Noticias
¿Podrían los gérmenes de la piel ser buenos para usted?
Un estudio con ratones sugiere que preparan al sistema inmunitario para combatir las infecciones

Por Jenifer Goodwin
Reportero de Healthday

Read this news in English

JUEVES, 26 de julio (HealthDay News) -- Unas colonias de bacterias que habitan en la piel podrían ayudar a dirigir el sistema inmunitario para combatir patógenos y otras amenazas, sugiere una nueva investigación con ratones.

En el estudio, los investigadores introdujeron un parásito (Leishmania major) que provoca infecciones cutáneas en varios grupos de ratones. Un grupo se crió para que no tuviera ningunas de las colonias de microbios que normalmente se hallan en su piel. Un segundo grupo contaba con las comunidades microbianas normalmente presentes, llamadas "bacterias comensales", en la piel.

Los ratones sin microbios cutáneos no pudieron montar una defensa efectiva contra el parásito. En términos sencillos, tenían muchos más bichos en las orejas que los ratones con comunidades microbianas cutáneas normales.

Después de que los investigadores introdujeron las bacterias comunes halladas en la piel (Staphylococcus epidermidis) a los ratones libres de bacterias, sus sistemas inmunitarios se hicieron mucho más eficaces en mantener el parásito a raya.

Los resultados sugieren que las bacterias cutáneas, como las bacterias que se hallan en otras partes del cuerpo, son importantes para un sistema inmunitario sano, dijeron los investigadores.

"Las bacterias cutáneas son realmente críticas para controlar las células inmunitarias de la piel. Educan a las células inmunitarias, les dicen qué hacer", explicó la autora del estudio Shruti Naik, candidata doctoral de la Universidad de Pensilvania e investigadora del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU. "El patógeno es sigiloso, como un ladrón. No desea que el sistema inmunitario lo detecte. Los comensales estimulan al sistema inmunitario, actuando como una alarma que advierte que hay un bicho. Que tiene que activarse y combatir al bicho".

El estudio aparece en la edición del 26 de julio de la revista Science.

Un creciente cuerpo de investigación sugiere que los microbios que viven en varios lugares de los cuerpos humanos (los conductos nasales, la boca, el tracto gastrointestinal, el tracto urogenital y la piel) desempeñan un importante rol en la salud humana, aunque no se comprende del todo. Hasta ahora, los microbios de los intestinos han sido los mejor estudiados, apuntó Naik.

"Se está haciendo cada vez más claro que las bacterias que viven con nosotros son realmente importantes para la salud humana. Gran parte del enfoque de la investigación está en comprender la importancia de las bacterias en los intestinos", anotó Naik. "Pero hay bacterias que viven en el tracto urogenital, la boca y la piel. La pregunta es si hacen algo. ¿Y cuál es su contribución a la salud?".

Lo que es seguro es que los humanos portan muchísimos microbios. Los cuerpos humanos son el hogar de diez veces más células microbianas que células humanas, apuntó Justin Sonnenburg, profesor asistente de microbiología e inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

"Está sucediendo un inmenso cambio de paradigma. No estamos dando cuenta de que como organismos no solo somos células humanas, si no células humanas y microbianas juntas, y las células microbianas en realidad son un factor importante en la determinación de la respuesta inmunitaria, la respuesta a las infecciones, el metabolismo e incluso potencialmente aspectos de la conducta", señaló Sonnenburg. "La lista es casi interminable, para muchísimas facetas de nuestra biología".

Los efectos de los microbios pueden ser positivos, como en el caso de los ratones que se protegen del parásito, apunto Sonnenburg. Pero las comunidades microbianas también tienen el potencial de provocar una respuesta negativa, tal vez provocando la inflamación asociada con afecciones como el eczema o la psoriasis, apuntó, añadiendo que la mayor parte de la investigación llevada a cabo ha descubierto asociaciones entre ciertas comunidades bacterianas y varias afecciones, no una causalidad directa.

Por ejemplo, los investigadores han hallado que la flora bacteriana cutánea de las personas con eczema es distinta de la de las personas sin esa enfermedad de la piel, pero no se sabe de qué forma impacta a la afección, apuntó Naik.

Tampoco se conoce el efecto que nuestras prácticas higiénicas actuales tienen al alterar las comunidades microbianas que ocurren de forma natural, ni como eso podría estar cambiando las enfermedades que desarrollamos o las infecciones a las que somos susceptibles, añadió Sonnenburg.

Sonnenburg dijo que la investigación actual "se llevó a cabo de forma elegante" al mostrar una firme relación entre las comunidades bacterianas de la piel de los ratones y la respuesta inmunitaria.

Sin embargo, los expertos anotan que aunque los estudios con animales pueden ser útiles, con frecuencia no producen resultados similares en humanos.

Más información

El Proyecto del Microbioma Humano del Instituto Nacional de Salud de EE. UU. ofrece más información sobre el rol de los microbios y el cuerpo humano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

FUENTES: Shruti Naik, Ph.D. candidate, University of Pennsylvania, Philadelphia, research fellow, U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases, Bethesda, Md.; Justin Sonnenburg, Ph.D., assistant professor, microbiology and immunology, School of Medicine, Stanford University, Stanford, Calif.; July 26, 2012, Science
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 27/07/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias