Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes

Glosario bilingüe de prevención del VIH/SIDA





Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
  Las noticias de HealthDay imaginan para el artículo titulado: Los alimentos que eligen las preadolescentes pueden ayudar a predecir trastornos alimentarios más adelante  
 
Noticias
Los alimentos que eligen las preadolescentes pueden ayudar a predecir trastornos alimentarios más adelante
Los investigadores buscan identificar la mejor edad para iniciar los esfuerzos de prevención

Read this news in English

JUEVES, 31 de mayo (HealthDay News) -- Los alimentos que las niñas eligen podrían ayudar a los médicos a predecir si están en riesgo de desarrollar un trastorno alimentario en la adolescencia, según un estudio reciente que analizó diarios de comida compilados durante una década.

"Este estudio es poco común en el sentido de que se basa en una observación a largo plazo de las niñas durante su transición de la prepubertad a la adolescencia y la adultez temprana", señaló en un comunicado de prensa del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati la autora líder del estudio Abigail Tissot, directora asociada de la división de medicina conductual del centro médico.

"Este estudio nos dice a qué edad debemos comenzar a estar atentos a las conductas alimentarias, dando a padres y médicos herramientas útiles para detectar a las niñas en riesgo de síntomas futuros de trastornos alimentarios", aseguró.

Para llevar a cabo el estudio, investigadores de la división de medicina adolescente y medicina conductual del centro médico examinaron los tipos de alimentos que elegían comer 800 niñas de hasta nueve años de edad. Compararon el porcentaje de carbohidratos, grasas y proteínas que comían con sus síntomas de trastornos alimentarios, como una mala imagen corporal, hábitos alimentarios erráticos y una preocupación con ser delgadas.

El estudio, presentado recientemente en la Conferencia Internacional sobre Trastornos Alimentarios en Austin, Texas, halló que el porcentaje de carbohidratos y grasas que las niñas comían cerca de los once años ayudaba a predecir una creciente insatisfacción con el cuerpo para los catorce años. Los investigadores anotaron que las niñas de quince años que comían poca grasa y muchos carbohidratos eran propensas a tener hábitos alimentarios erráticos para los 19. Esto sucedió particularmente entre las niñas que se consideraban perfeccionistas.

"Sabemos que las perfeccionistas están en alto riesgo de trastornos alimentarios", explicó Tissot. "Están tan comprometidas con cumplir perfectamente con una idea de belleza malsana y extrema que se van al extremo. Desafortunadamente, esas niñas que están comprometidas con lograr la delgadez sin importar qué conlleve en realidad se ponen en riesgo de tener sobrepeso u obesidad más adelante".

Los investigadores anotaron que sus hallazgos podrían ayudar a los médicos a mejorar los resultados del tratamiento para los trastornos alimentarios al identificar a las niñas en alto riesgo a una edad más temprana.

"Los trastornos alimentarios son notablemente difíciles de tratar, así que la prevención es esencial", señaló en el comunicado de prensa Laurie Dunham, dietista registrada del Pediátrico de Cincinnati. "Al evaluar el consumo de proteína y grasa incluso tan pronto como a los 9 años, podemos detectar a las niñas que podrían desarrollar trastornos alimentarios más adelante e intervenir antes de que las cosas se salgan de control".

Un estudio distinto basado en los mismos diarios alimentarios también reveló que las niñas que se saltaban el almuerzo consumían más calorías al día que las que comían almuerzo.

"Se han hecho muchos estudios sobre los efectos de saltarse el desayuno", anotó Tissot. "Pero en una época en que los periodos de almuerzo escolar de los niños pueden variar tanto, pocos estudios han observado el impacto de saltarse el almuerzo".

Los datos y conclusiones presentados en reuniones médicas deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU. provee más información sobre los trastornos alimentarios.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Attribution: -- Mary Elizabeth Dallas
FUENTE: Cincinnati Children's Hospital Medical Center, news release, May 29, 2012
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 01/06/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias