Skip Navigation

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.www.hhs.gov

Oficina de Salud de las Minorías (teléfono: 1-800-444-6472)
Sobre OMH
Nuestros Servicios
Prefil: Hispanos/Latinos
Desigualdades en Salud
Organizaciones Latinas
Para una Vida Saludable
OASH Página Principal

Infografía de una persona haciendo una pregunta
¿Necesita ayuda?
Preguntas frecuentes



Siga a la Oficina de Salud de las Minorías en Twitter




Búsqueda temática
 
   
 
Noticias
Una vacuna fallida arroja nuevos conocimientos para la lucha contra el VIH
Científicos exploran datos para ver qué elementos de la vacuna RV144 funcionaron

Por Randy Dotinga
Reportero de Healthday

Read this news in English

MIÉRCOLES, 4 de abril (HealthDay News) -- Un estudio reciente ofrece nuevos conocimientos sobre por qué una vacuna contra el VIH no logró proteger a la mayoría de personas que la recibieron, pero también apunta a nuevos objetivos promisorios para futuros esfuerzos de vacunación.

Los científicos creen que faltan muchos años para que haya una vacuna contra el VIH diseñada para prevenir la infección con el virus que causa el SIDA. Hasta ahora, todas las pruebas de vacunas experimentales han fracasado.

Sin embargo, el prospecto de una vacuna sigue siendo atractivo, porque podría ser un importante impedimento en la propagación del VIH y el SIDA por todo el mundo.

La nueva investigación "nos da una idea sobre la forma en que el sistema inmunitario se enfrenta al virus y es afectado por la vacuna", apuntó el autor líder del estudio, el Dr. Barton Haynes, director del Instituto Duke de Vacunas Humanas de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte. "Nos da pistas sobre una dirección firme en la que podemos buscar".

El estudio se basa en el trabajo de más de cien científicos de 25 instituciones, y aparece en la edición del 5 de abril de la revista New England Journal of Medicine.

Haynes y colegas examinaron los resultados de un estudio de 2009 sobre una vacuna contra el VIH en Tailandia. En un ensayo con más de 16,000 personas, la vacuna pareció reducir el riesgo de infección en apenas 31 por ciento. Aún así, se consideró un progreso importante respecto a vacunas anteriores que no funcionaron para nada, anotó Haynes.

La vacuna, llamada RV144, no estaba lista para el protagonismo porque no protegió a suficientes personas, señaló Haynes. "Hay que lograr que sea más del 50 por ciento", comentó, y algunos científicos creen que la tasa debería ser incluso más alta.

A pesar del fracaso de la vacuna, los autores del nuevo estudio pudieron usar los datos para aprender más sobre cómo el sistema inmunitario afronta al VIH y cómo la vacuna cambia el "panorama general" de la respuesta del organismo ante el virus.

La nueva investigación es un "análisis molecular exhaustivo", señaló la Dra. Lindsey Baden, profesora asociada de medicina de la división de enfermedades infecciosas del Hospital Brigham and Women's, en Boston, y coautora de un editorial que acompaña al estudio.

Haynes señaló que un hallazgo sorprendente es sobre un anticuerpo (un soldado del sistema inmunitario) que ayuda a proteger de la infección con influenza. Irónicamente, el anticuerpo parece aumentar las probabilidades de infección con el VIH, comentó.

Otro hallazgo fue que unos niveles más altos de anticuerpos que se dirigen a una región particular de la capa externa del VIH, llamada V1V2, se asociaron con tasas más bajas de infección con el virus.

Esta y otras informaciones del estudio podrían ayudar a los investigadores a originar teorías sobre la dirección que deben tomar en el desarrollo de la vacuna, señaló Baden. Entre otras cosas, puede revelar qué partes del sistema inmunitario podrían resultar más útiles en la batalla contra la transmisión del VIH.

Hay vacunas disponibles para combatir otros tipos de virus, como el sarampión y la influenza. Sin embargo, el VIH es único, porque inserta su material genético en las células del cuerpo.

"Cuando una persona se infecta con VIH, ese material genético se esconde", explicó Haynes. "Resulta invisible para el sistema inmunitario del cuerpo".

Otro desafío es que el virus muta, convirtiéndose en un objetivo móvil.

"Cambia tan rápidamente dentro de la personas infectadas que incluso cuando el sistema inmunitario intenta controlarlo, en la mayoría de personas el sistema inmunitario siempre va por detrás", lamentó Haynes.

Más información

Para más información sobre el VIH/SIDA, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

FUENTES: Barton Haynes, M.D., director, Duke Human Vaccine Institute, Duke University, Durham, N.C.; and Lindsey Baden, M.D., infectious physician, Brigham and Women's Hospital, Boston. April 5, 2012, The New England Journal of Medicine.
© Derechos de autor 2012, HealthDay

La información en los artículos de HealthDay News procede de diferentes fuentes y no responde a la política del Gobierno federal. El Centro de Información de la Oficina de Salud de las Minorías no se hace responsable de las opiniones, productos y servicios que puedan aparecer en los artículos publicados.

Última modificación: 05/04/2012 04:00:00 p.m.
OMH Página principal  |  HHS Página principal  |  USA.gov  |  Descargo de responsabilidad  |  Política de privacidad  |  HHS FOIA  |  Accesibilidad
Mandato de un Lenguaje Sencillo  |  Mapa del sitio  |  Contáctenos  |  Visualizadores y reproductores

Oficina de Salud de las Minorías
Línea gratuita: 1-800-444-6472 / Fax: 301-251-2160
Correo electrónico: info@minorityhealth.hhs.gov

Buzón de sugerencias